Chivas Rayadas y el síndrome de AMLO

+”Hay boicot” contra Guadalajara, asevera su nuevo presidente, Amaury Vergara

+ Recambio generacional en el Rebaño Sagrado, tras salida del CEO, José Luis Higuera

+El dueño del equipo, Jorge Vergara, cede presidencia a su hijo

+»Demostré con resultados de lo que soy capaz», dice, como reto, el heredero

 

Ciudad de México, 26 de junio (BALÓN CUADRADO/agencias).- Enésimo cisma –en poco más de tres lustros– en el club Guadalajara, con 113 años de historia, el más popular del futbol nacional, caracterizado por jugar sólo con mexicanos. Luego de diversas especulaciones sobre su estado de salud –alcoholismo incluido–, Jorge Vergara, propietario de Grupo Omnilife, tras el anuncio de que su hijo, cineasta, Amaury Vergara Zatarain, 30 años de edad, era nuevo presidente del equipo rojiblanco, decantó significativas modificaciones.

Y perfilándose, así, un recambio generacional –que ya urgía– en uno de los cuatro equipos más emblemáticos del balompié local –con América, Pumas y Cruz Azul–,  en lo que va del presente siglo. Y donde apareció el síndrome de Andrés Manuel López Obrador, quien suele quejarse de la «mafia del poder».

Hace unas horas, el joven pastor del rebaño sagrado, hizo importantes anuncios. Amaury presentó  a Osvaldo Alanís, como uno de sus refuerzos de élite para Chivas, que en días pasados sumó, en polémica contratación, al americanista Oribe Peralta.

Amaury está convencido que existe gente que quiere que Chivas ande mal, como suele decir AMLO de sus detractores.

Y que, confiesa, hace más complicado reforzarse con jugadores de calidad.

“No todo mundo quiere que Chivas esté bien. Eso dificulta la contratación. Es una especie de boicot al equipo más mexicano. Pero creo que podemos hacer frente fortaleciendo la cantera y haciendo relación con jugadores que quizá fuera no juegan tanto y quieran volver a Chivas a aportar”, valoró.

Desde que asumió el poder, Andrés Manuel López Obrador, el pasado 1 de diciembre, se queja –sobre todo en las conferencias llamadas “mañaneras”, desde Palacio Nacional—que hay quienes –los que llama fifís, conservadores y neoliberales— desean que le vaya mal en su toma de decisiones.

“Adversarios”, eufemismo con el que llama  AMLO a sus críticos.

El flamante dirigente del cuadro tapatío –quien no parafraseó a AMLO con «mafía del poder»– explicó que “más allá de contrataciones bomba, es buscar quienes entiendan bien qué significa Chivas”.

image.png

(Amaury Vergara durante un entrenamiento del Rebaño Sagrado)

Pese a que, desde su perspectiva, el “Rebaño Sagrado” ya tiene un plantel competitivo, anticipó que tras las llegadas de Peralta y Alanís podría darse la llegada de más elementos.

“Tenemos un gran plantel como estamos. Confío en los chicos de este equipo. Los veo comprometidos, creo que estamos completos. Sin embargo, todavía puede haber sorpresas, es lo que puedo decir, sin prometer, pero buscando reforzar donde podamos. Estamos completos y si alguien se suma es una luz. Todavía no se cierra”, confesó.

Explicó que de ahora en adelante “vamos a estar más cercanos a jugadores. Eso será distinto. Si en el pasado hubo distanciamiento, ahora ayuda. Ya había dicho que había cosas importantes que cambiar, la comunicación hemos mejorado y debemos seguir mejorando la comunicación interna”.

Auguró:

“Cómo llega un jugador y cómo debe irse; haré un gran esfuerzo para que no duela esa parte que ha dolido en el pasado, pienso en el presente y el futuro que queremos con la institución”.

image.png

(Osvaldo Alanís retorna al Rebaño)

Sobre el regreso de Alanís, indicó que pese a los desencuentros que hubo en el pasado, Chivas siempre fue su casa y como tal, percibe el compromiso que tiene.

“Quizá nunca se fue, siempre estuvo en casa y a pesar de lo que pudo pasar antes. Llegamos a un nuevo acuerdo en un momento importante para el equipo. Viene mejorado por su experiencia en Europa”, elogió.

Unas cuantas horas después de su designación, Amaury tomó su primera decisión ejecutiva, pues el club anunció en sus redes sociales que José Luis Higuera dejaría de ser director general del Guadalajara.

Así justificó el dueño de Chivas el relevo de si vástago:

“Desde agosto de 2018 di mi voto de confianza a mi hijo nombrándolo vicepresidente del Grupo Omnilife y Chivas. Al día de hoy puedo evidenciar el alto nivel de liderazgo, compromiso e involucramiento de Amaury en una labor que demanda largas jornadas de trabajo, extrema atención y claridad para enfrentar situaciones críticas de diversa índole de manera exitosa.

Refiriéndose al riesgo de descenso, sin mencionarlo, agregó:

image.png

(Oribe Peralta –ex jugador del América– un «pollo» refuerzo del chiverío)

“El Club Deportivo Guadalajara –siguió Vergara– es la máxima institución del futbol mexicano y estamos a punto de comenzar una temporada trascendental para el club, ello amerita no sólo ponerle todo nuestro entusiasmo, sino también nuestra especial atención para lograr el obligado resultado».

El controvertido empresario tapatío, en el comunicado que publicó ayer por la mañana en su cuenta de Twitter –en el que también aclaró que por ahora su labor será principalmente de dueño y consejero, lo cual le permitirá concentrarse en sus rutinas–, precisó:

«Por esta razón he decidido nombrar a Amaury Vergara como presidente de Chivas, nombramiento efectivo a partir de hoy, 24 de junio de 2019».

Casi tres horas y media después ese twitazo, el club tapatío anunció la salida de Higuera:

«Se informa que después de cuatro años en la familia Chivas, José Luis Higuera Barberi deja de ser director general del Club Deportivo Guadalajara. En Chivas valoramos su esfuerzo y entrega en este tiempo con nosotros y le deseamos lo mejor en sus futuros proyectos».

En entrevista con Fox Sports, Amaury Vergara habló sobre su designación como presidente del Rebaño:

“Mi padre me está dando la confianza. Le he demostrado con resultados de lo que soy capaz y lo que podemos hacer junto con todo el staff del equipo. Hoy me da esa oportunidad y no la voy a desperdiciar ni desprestigiar, al contrario».

Analizó:

“(La sucesión) es algo natural, la ausencia de mi padre, todos sabemos que está en un proceso de salud y se está recuperando, pero el equipo no ha tenido los resultados que debería y es momento de que yo asuma el total liderazgo. Creo que el proceso que está viviendo Chivas es muy importante para lo que va a suceder en los próximos años en el futbol”.

Amaury Vergara Zatarain, que es uno de los dos hijos del primer matrimonio de Jorge Vergara con la argentina Maricruz Zatarain. Se ha involucrado en el cine al grado que ha dirigido algunos cortometrajes. Entre ellos Piano Mudo, proyectado en el 2011.

Además, a él se le da el mérito de idear el proyecto de Chivas TV, documental de la historia del equipo. Y, con respaldo de Jorge Vergara, aportaron financiamiento a películas como: Y tú mamá también, El espinazo del diablo, El asesinato de Richard Nixon y Crónicas.

Con Jorge Vergara, como presidente y dueño de Chivas desde el 2002, ganó dos títulos de Liga MX (2006 y 2017), dos Copas MX (2015 y 2017), una Supercopa MX (2016), además de la Liga de Campeones de la Concacaf (2018), trofeo que no levantaban desde 1962.

Además del primer campeonato de la Liga Femenil MX en el Apertura 2017.

El pasado

Mientras tanto, José Luis Higuera llega al final de su ciclo “oficialmente”. Después de cuatro años como director general, su participación fue de mayor a menor. Al principio, logró cambiar la ambición del equipo al convencer a Jorge Vergara que fichara a jugadores de peso como José Juan, Gallito, Vázquez, Rodolfo Pizarro, Alan Pulido y Carlos, Gullit, Peña.

Oswaldo Alanís (que regresa esta temporada al equipo) y Orbelín Pineda fueron claves para la consecución de títulos que devolvieron a Chivas su poderío.

image.png

(Con el técnico argentino Matías Almeyda, época dorada de Chivas)

Matías Almeyda fue una contratación acertada, ya que el técnico argentino del equipo logró lo impensable: cinco trofeos en menos de tres años. Sin embargo, a partir del Clausura 2017, comenzó la pendiente descendente de Higuera.

De entrada, empezó la venta de jugadores clave, algo que molestó a los aficionados, y hasta la fecha,  la relación con ellos continuaba deteriorada cuando mostraron su rechazo al recibir a Oribe Peralta, que viene del América.

Higuera, pese a prometer que un jugador del acérrimo rival no llegaría a la institución, hizo “una excepción”.

Así fueron las últimas palabras del equipo para Higuera:

“Se informa que después de cuatro años en la familia Chivas, José Luis Higuera Barberi deja de ser director general del Club Deportivo Guadalajara. Valoramos su esfuerzo y entrega en este tiempo con nosotros”.

El club no tiene previsto nombrar a otro directivo para sustituir el cargo. Por lo que la parte administrativa queda bajo la responsabilidad de Mariano Varela como director deportivo.

De acuerdo con información del Diario AM, que se difunde en el Bajío, Higuera fue removido en febrero de este año de su cargo como Director General del Club Deportivo Guadalajara S.A. de C.V. y de Grupo Chivas S.A. de C.V.

El empresario mexicano perdió toda autoridad legal y administrativa sobre el equipo.

Que busque asesoría

El ex delantero rojiblanco, Carlos Calderón, consideró que el Rebaño quedará en buenas manos con el nombramiento de Amaury como nuevo presidente del equipo.

“Es una persona muy bien preparada, que sabe mucho y que tiene muy buenas intenciones con el equipo. Desea sacarlo adelante y volver a ponerlo en los primeros lugares”, afirmó el integrante del llamado Campeonísimo, sobre todo de la década de 1960

Además destacó que pese a sus conocimientos, Amaury debe buscar asesoría por parte de alguien que sí haya jugado futbol.

image.png

(Reto, presidir al equipo más popular del futbol mexicano, con riesgo de decender)

Tras la salida de Higuera, el ex atacante confió en que se terminen las malas decisiones al interior del plantel, pues dejaron ir a jugadores importantes y trajeron a varios que ni siquiera eran conocidos.

Néstor de la Torre, ex directivo de Chivas, opinó que Amaury comenzó con el pie derecho al destituir a Higuera, quien tomó muchas decisiones con el “hígado” y aunque logró metas, metió en una crisis financiera al equipo.

Insistió que Amaury necesita gente que lo ayude.

Manuel Lapuente, ex técnico del Tri y clubes de la Liga Mx, analizó el recambio generacional en la directiva del equipo tapatío:

“Hemos visto que hijos de varios directivos hacen méritos para tomar puestos, y están en su derecho. En Chivas hacía falta una cabeza al frente, un presidente que esté yendo continuamente a ver qué pasa con el equipo».

Rafael Lebrija, ex presidente del Toluca, ex federativo y ex directivo de Chivas, dudó que los cambios en el equipo sean buen augurio.

“Al parecer (Jorge) está muy enfermo. A él le gustaba mucho la prensa. Ahora a ver cómo la hace su hijo. Está muy joven. Creo que le falta experiencia”.

(Con información de diarios La Jornada y El Economista)

Pin It

Comments are closed.